Xiuh Consulting

Cart

Protected with:


El juego del emprendimiento

El emprendimiento se ha popularizado con el acceso a la tecnología y a la información. Cada año más y más empresas son fundadas en todas partes del mundo con el objetivo de satisfacer las necesidades y resolver las problemáticas de la sociedad. Sin embargo, en este juego de los negocios, existen personajes que aprenden a jugar mejor el juego que otros.

Con cada nueva organización que aparece, se inicia un recorrido con dificultades únicas ligadas a la industria en la que se desarrollan, no obstante, existen patrones que son repetidos a lo largo del camino. Como con cualquier análisis estadístico, la calidad y cantidad de datos ayudarán a ir descubriendo los secretos que el fenómeno que analizamos oculta.

En este caso, después de interactuar con múltiples empresarios, emprendedores, directores, gerentes, empleados, estudiantes, hemos ido clasificando y dando orden a ese patrón de desarrollo que llamamos emprendimiento.

Como en cualquier juego existente en el planeta, el emprendimiento cuenta con sus reglas específicas. Aunque, tal como lo describe Simon Sinek en su libro “The infinite game”, existen dos tipos de juegos; los juegos finitos y los infinitos.

Los juegos finitos son aquellos en donde los jugadores son conocidos, las reglas son fijas, hay un ganador claro y tiene un límite de tiempo. Un claro ejemplo de este tipo de juegos es el fútbol o cualquier otro deporte. En estos eventos es posible conocer a todos los participantes, todos conocen las reglas y son regidos por las mismas y al final del evento todos podemos distinguir al ganador. Por otro lado, existen los juegos infinitos, que son aquellos donde los jugadores son desconocidos, pueden integrarse o desaparecer jugadores sin tu consentimiento, no hay reglas fijas, no están regidos por el tiempo y no se puede ganar, solo ir adelante. Un ejemplo de juego infinito es la educación. Nadie puede ganar en el juego de la educación. Si bien todos podemos atender a la escuela y podemos ganar en las calificaciones de tu grupo o tu generación, no puedes ganar en la educación porque está en constante cambio. Además, existen jugadores apareciendo todo el tiempo en todo el mundo y la información de la que aprendemos va evolucionando con nuestro entendimiento de la vida.

El emprendimiento es uno de estos juegos infinitos. Todos podemos jugarlo, el tiempo que queramos, en donde queramos. No está limitado por las reglas, a pesar de que tengamos algunos lineamientos que nos orientan, y está claro que nadie ha ganado en los negocios porque el juego ha existido siempre.

Si bien el emprendimiento forma parte de esos juegos cambiantes, perpetuos e inganables, sí es posible analizarlos y producir recetas que nos ayuden a jugar mejor. A pesar de que una receta no garantiza que podamos obtener el resultado que buscamos, sin duda nos acerca mucho más a nuestro objetivo que cuando tratamos de comenzar de cero. Como en cualquier juego, entre más avanzamos, los retos a los que nos enfrentamos cambian y debemos adaptarnos, cambiar nuestras estrategias y actuar para continuar avanzando. Para el emprendimiento, hemos clasificado el juego en 5 niveles. Estos niveles explican las distintas fases en las que un emprendedor se verá envuelto con base a los resultados de su emprendimiento, sus aspiraciones, ambiciones, trabajo, dedicación y esfuerzo.

Nivel 0: El juego de la validación

Este nivel es el inicio del juego. En esta sección de la partida, los jugadores crean y experimentan sus ideas con el mercado. La clave está en saber leer la respuesta y adaptar las propuestas de valor a tal punto que quienes se verán beneficiados del resultado, aprueben en todos sus aspectos lo que se ofrece.

Nivel 1: El juego de las ventas

El nivel 1 es para muchos de los más difíciles de dominar. Este nivel requiere de una mezcla gigantesca de estrategia y trabajo enfocada a masificar los canales de atracción y comunicación con nuevos prospectos que serán convertidos en clientes.

Nivel 2: El juego de la estructura

Los jugadores en este nivel presentan gran variabilidad en sus operaciones. Este nivel requiere de un cambio de cultura que transforma el modo operativo de un startup a una empresa. La clave está en seleccionar y utilizar el talento para generar los procesos que construyan la columna de la empresa y la preparen para crecer.

Nivel 3: El juego del liderazgo

El nivel 3 es un nivel avanzado. Para este punto la transformación de perspectiva es necesaria. Una persona está limitada por su tiempo, sin embargo, es posible apalancar los resultados a partir de multiplicar el tiempo útil con el desarrollo correcto de líderes en la organización. El líder correcto hará crecer la organización a pasos agigantados.

Nivel 4: El juego del capital

El máximo nivel del juego. En este punto todo se resume en el manejo de capital. Las inversiones en distintos mecanismos multiplicarán el recurso del dinero. En este nivel los negocios son vistos en niveles estratégicos, con muy poca o nula interacción con la operación.

Para poder progresar en el juego es necesario saber en qué nivel te encuentras. Esto te permitirá adaptar tus estrategias y definir el camino para pasar al siguiente nivel. Es importante recordar que como cualquier juego infinito, las reglas no son fijas, por lo que es común estar en múltiples niveles al mismo tiempo. Para distinguir el nivel actual, recomendamos visualizarlo desde un punto individual de unidad de negocio.

Si necesitas ayuda ubicando tu nivel, puedes revisar los próximos artículos donde explicaremos con más detalle cada nivel o puedes agendar una mentoría con nosotros en xiuhconsulting.com/mentoring.

Post A Comment

Abrir chat
Escríbenos
¡Hola!

Si tienes cualquier duda o pregunta nos puedes contactar por este medio para una respuesta inmediata.
Powered by